martes, 3 de abril de 2012

¡Bienvenidos!


Saludos.
Desde los albores de la humanidad, el ser humano como tal se ha visto en la instintiva obligación de emanciparse de algún modo del seno materno para migrar y continuar su inexorable camino hacia la madurez. Pero no ha sido hasta hace poco, con la invención del tupperware cuando la preocupación materna hacia los vástagos que vuelan del nido se ha visto hasta cierto punto mitigada al controlar, en mayor o menor medida, la alimentación de éstos. Y es aquí donde ahora, la triple entente de Aqui Huele a Cerrao (aprovecho para publicitar) analiza la alimentación básica del estudiante pseudoemancipado, tanto la que trae de casa, como la que adquiere en el lugar de formación académica desde un punto de vista objetivo. Disfruten con precaución.



-Pechu Lucas-

6 comentarios: